Fases del Concurso de Acreedores

Fases del Concurso de Acreedores

El concurso de acreedores es un procedimiento legal que se utiliza para resolver la situación de insolvencia de una empresa o persona física. El proceso se divide en varias fases, cada una con sus propios procedimientos y objetivos. 

En este artículo, hablamos de las diferentes fases del concurso de acreedores así como de la importancia de contar con un abogado especialista en concurso de acreedores durante el proceso.

¿Por qué los Concursos de Acreedores se dividen en Fases?

Los concursos de acreedores se dividen en distintos períodos para garantizar un proceso ordenado y justo para todas las partes involucradas. Cada ciclo tiene sus propios objetivos y procedimientos específicos, lo que permite a los acreedores y al deudor negociar y llegar a un acuerdo que sea viable y equitativo. 

Además, la división en fases ayuda a garantizar que los activos del deudor se distribuyan justamente entre los acreedores, y que la empresa tenga la oportunidad de continuar operando, si es posible.

Fases del Concurso de Acreedores y las Responsabilidades de ambas partes

El concurso de acreedores se divide en las siguientes fases:

1. Fase Común

La fase común del concurso de acreedores comienza con la presentación de una solicitud de concurso ante el juzgado competente. En esta solicitud, el deudor debe demostrar que se encuentra en una situación de insolvencia, es decir, que no puede cumplir con sus obligaciones de pago. La solicitud debe incluir información financiera y documentación necesaria para respaldar la declaración de insolvencia.

Una vez admitida la solicitud, el juez nombra a un administrador concursal, que se encarga de gestionar el procedimiento y proteger los intereses de los acreedores. Asimismo, éste realiza una investigación exhaustiva para determinar la cuantía y naturaleza de los créditos, identificar los activos y pasivos, y evaluar la viabilidad de la empresa o la capacidad de pago del deudor.

Durante este ciclo del proceso, el administrador concursal también elabora un informe que incluye un inventario de bienes y derechos, una lista de acreedores, una lista de créditos devengados tras la declaración de concurso y un análisis de la memoria jurídica y económica del deudor.

La fase común termina con la presentación del informe definitivo del administrador concursal y con el auto del juez que declara el fin de esta etapa, y al mismo tiempo, la apertura de la fase de convenio.

Obligaciones del deudor y los acreedores durante la fase común

  • El deudor ve limitadas sus facultades patrimoniales y necesita autorización de la administración concursal para disponer de su patrimonio. 
  • Los acreedores, por su parte, ven limitada su capacidad de reclamación y las ejecuciones quedan paralizadas para respetar el orden de prelación de créditos.

2. Fase de Convenio

Esta fase comienza cuando se llega a un acuerdo entre el deudor y los acreedores. El convenio es un plan de pago que establece cómo se distribuirá el patrimonio del deudor entre los acreedores. Con todo, debe ser aprobado por el juez antes de que pueda implementarse.

Obligaciones del deudor y los acreedores en la fase de convenio

  • El deudor debe cumplir con los términos del convenio, incluyendo el pago de las deudas según lo acordado.
  • Los acreedores, no obstante, deben aceptar los términos del convenio y abstenerse de iniciar acciones legales contra el deudor.

3. Fase de Liquidación

Si no se llega a un acuerdo entre el deudor y los acreedores, el concurso de acreedores entra en fase de liquidación. En esta fase, el administrador concursal procede a liquidar los activos del deudor y distribuir el dinero obtenido entre los acreedores. La liquidación puede ser voluntaria o forzosa.

Obligaciones del deudor y los acreedores en la fase de liquidación

  • El deudor debe colaborar con el administrador concursal para liquidar los activos y distribuir el dinero obtenido entre los acreedores.
  • Los acreedores tienen que presentar sus créditos al administrador concursal para que sean incluidos en la masa concursal.

4. Fase de Calificación

Esta es la última fase del concurso de acreedores. Durante esta fase, el juez dicta sentencia sobre el concurso de acreedores, bien declara al deudor en quiebra o aprueba un convenio entre el deudor y sus acreedores. 

Del mismo modo, determina la responsabilidad de los administradores de la empresa, estos pueden ser declarados responsables de las pérdidas sufridas si se demuestra que actuaron de manera negligente o fraudulenta. También se establece las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento del convenio o, en su caso, de la liquidación.

Concurso en Quiebra

La quiebra es la declaración judicial del estado de insolvencia de un deudor. Cuando un deudor es declarado en quiebra, todos sus bienes y derechos pasan a formar parte de la masa concursal, que se distribuye entre los acreedores.

La quiebra puede ser voluntaria o necesaria. La quiebra voluntaria es aquella que solicita el propio deudor, mientras que la necesaria es aquella que solicitan los acreedores.

Concurso con aprobación de Convenio

El convenio es un acuerdo entre el deudor y sus acreedores que permite al deudor continuar operando y evitar la liquidación. El convenio puede incluir medidas como la reestructuración de la deuda, la venta de activos no esenciales o la inyección de capital nuevo.

Para que un convenio se apruebe, debe ser aceptado por la mayoría de los acreedores. Una vez aprobado, el convenio es vinculante para todas las partes involucradas.

Obligaciones del deudor y los acreedores durante la fase de calificación

  • El deudor debe asistir a las reuniones con los acreedores y el juez, y proporcionar la información y documentación requerida.
  • Los acreedores también deben acudir a las reuniones y presentar sus alegaciones y pruebas.

¿Necesitas ayuda con el Proceso?

El concurso de acreedores es un proceso complejo que puede resultar abrumador tanto para los deudores y como para los acreedores. En este sentido, es vital contar con un abogado especialista en concurso de acreedores ya que garantiza que todas las partes involucradas sean tratadas de manera justa y que el procedimiento se lleve a cabo eficiente y ordenadamente.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad